Archivo de la etiqueta: diversidad

Preguntas que un jefe o consultor de recursos humanos no debería realizar

Aunque el artículo es del año pasado, siempre estará de actualidad y son las preguntas que un jefe no debería hacer (inglés) y plantea una series de preguntas que no deben realizarse, en las cuales estoy de acuerdo, un consultor de recursos humanos debe tener en cuenta los factores que son necesarios para desarrollar su puesto de trabajo y no entrar en temas familiares.

El listado de preguntas que plantean, aunque quizás hay que tener en cuenta las diferencias culturales entre Reino Unido y España.

Ya que aquí no consideramos tan grave por ejemplo el tema de la edad. Aunque también es cierto que hay una marcada tendencia a discriminar a los trabajadores por este factor sobre todo los menores de 25 y mayores de 45 y que creo que en este aspecto se debe fomentar su contratación para seguir unas correctas políticas de diversidad dentro de la propia empresa.

Pues sin más pasamos al listado de preguntas incómodas:

  1. ¿Cual es tu edad?
  2. ¿Estas casado /a?
  3. ¿Eres gay?
  4. ¿Cuales su situación familiar?
  5. ¿Se está plantando tener familia pronto?
  6. ¿Eres miembro de un sindicato?
  7. ¿Cuáles son sus inclinaciones políticas?

Realmente son preguntas que en muchos aspectos se meten en la vida privada de la persona y que no aportan nada para el puesto, como siempre, es el sentido común el elemento más importante a la hora de la selección de personal

Kiosko de Conciliación :)

Bueno las noticias que he encontrado sobre el tema de conciliación y que aportan algo de luz sobre  este tema son:

Sólo 22 de 170.000 empresas logran ‘matrícula’ en política de conciliación en Castilla y León

Y cuidado porque es la segunda comunidad en temas de conciliación como apunta elmundo.es. Esa condecoración se consigue vía la Fundación Másfamilia y reconoce a las empresas como familiarmente responsables.

Asimismo también en elmundo.es podemos leer una entrevista con Jordi Sevilla, de la que extraigo:

Usted fue de los ministros que más apostó por la conciliación de la vida laboral y familiar, ¿cree que su lucha ha quedado en el olvido?

En absoluto. Aunque en la administración ha habido un cierto parón, cada vez más empresas incluyen estos asuntos en sus convenios. Si queremos incorporar al mercado laboral a todo el potencial existente y hacerlo sin restricciones respecto a sus potenciales, deberemos aplicar con vigor políticas de conciliación. No hacerlo, es condenar a las mujeres al subempleo y al paro.

Respecto a esta contestación me parece un error, como he comentado no podemos hablar de conciliación y mujer, es conciliación y familia.

Los hombres también deberían pasar tiempo con sus hijos y creo que a muchos les gustaría.

Además se olvidan de otro tipo de familias ya sean monoparentales u homoparentales que también pueden tener esta necesidad, ya que en este país existe la igualdad en cuanto a tema legislativo, que no social todavía, debemos tener cuidado con el uso del lenguaje sobre todo cuando viene de la administración.

Redes Sociales y Selección

Me acabo de sorprender, aunque ya he leído varias noticias con la misma argumentación, por lo que la sorpresa es doble,  por manida  y por el contenido en sí :)

La noticia esta vez la he leído en un periódico local en Málaga titulada: Investigan a posibles aspirantes a través de sus fotos y perfiles.

En ella comentan que miran dependiendo del puesto,  el perfil de los candidatos en redes sociales. Muy bien como toma de información, mal sacar conclusiones de las mismas, (mi opinión personal). Motivos:

Una persona puede ser muy buena en su puesto de trabajo, pero le gustan los disfrazes y se disfraza, ¿por qué ha de ocultarlo?  Es decir, debemos empezar a aceptar la diversidad en las personas que trabajan con nosotros y entender que una persona puede ser de una forma en el trabajo y de otra forma diferente en el entorno familiar y social.

Puede haber ciertas fotos ya que se salgan de lo normal pero aún así, siempre hay que dar el beneficio de la duda y no utilizar información, a la que en principio no deberíamos de tener acceso.

Evaluar es por capacidades en el tenorno laboral, no por comportamientos externos debería ser una máxima.

Asimismo la noticia, como siempre utiliza más la crítica a las redes sociales que los benenficios que aportan, se olvidan de nombrar términos como “personal branding” y la posibilidad que ofrecen las redes sociales como linkedin, que siendo una red profesional no se nombra en el artículo, facebook o twitter.

Ya no como empresa sino como trabajador o futuro trabajador que quiere utilizar estas redes sociales, debe saber que las consultoras de recursos humanos utilizarán la información, aunque como comento anteriormente no de la forma acertada,  poniendo información, sobre gustos, hobbies etc.

Una red social es dar y recibir, por ejemplo olvídese de tener muchos followers (seguidores en twitter) y pocos following (usuarios a los que sigue), la información puede venirle de cualquier parte . No nos olvidamos que a veces es más importante escuchar que hablar.

Evitar el spam, si alguien no quiere seguirlo, o no lo acepta en como amigo en una red social ahí debe acabarse todo el proceso.

Interésese por perfiles y grupo que sean afines, si su interés es un puesto de marketing, dese de alta en grupos sobre esta temática y siga a personas que pueda aportarle información que sea de interés.

No sea reactivo, sea proactivo. Recuerde que la gente va a las redes sociales sobre todo a eso a relacionarse, no presione, tenga mucho cuidado en enviar un curriculum, simplemente porque es el director de recursos humanos de una empresa determinada,  para eso está la página web de dicha empresa o Infojobs.

Si, ese director pide candidatos entoces la cosa es diferente en caso contrario, evitélo o tenga cuidado y evite mandar el curriculum por sí la moscas, salvo que ya hayan creado una relación de confianza previa.

Rentabilidad de Género

Muy interesante el post de Uxío Malvido sobre rentabilidad de género, donde comenta que sí puede haber relación entre equipos directivos y rentabilidad.

Se hace eco de un par de estudios  de donde extraigo:

“El cruce de datos mostró que la presencia de mujeres en los equipos directivos, siempre que supusiera al menos un 30%, correlacionaba con mejores resultados financieros”.

Este post contradice otro escrito por Elena Carantonia,  Ibex femenino, Ibex Masculino, el cual me gustó mucho en su día.

Sobre todo por esa frase escrita en los comentarios:

” Aceptar solamente los datos que refuerzan nuestros planteamientos y desechar los que los contradicen no ayuda a avanzar mucho”

Creo que esto sí es importante, como comenta Uxio Malvido en su post, en el mundo social, correlación no es causación.

Hasta ahí el post perfecto, lo que ya si me chirría un poco es la referencia a un estudio donde dice que las mujeres deciden los mercados de futuro, ya que son las que compran, sí, pero este poder suele provenir de una desigualdad, son ellas las que hacen la compra familiar que supone una parte considerable de los presupuestos, (la foto que incluyen en la noticia es una mujer en el supermercado es un poco cliché), en teoría a medida que la igualdad sea instaurada, los hombres compraran también y la ventaja dejará de exisitir, para tender también al equilibrio, que a priori a todos nos parece el punto perfecto.

Fruto de esto, podría considerarse las líneas cosméticas masculinas que no han parado de crecer durantes los últimos años, porque ye el mercado femenino pueda estar agotado.

En cualquier caso se tiende al equilibrio, al menos en las zonas desarrolladas del planeta, no por justicia, sino porque el sistema capitalista necesita que ambos sexos consuman cuanto más mejor.

Delitos y Género: Sólo el 10% de la población reclusa es mujer

La noticia que he leido en el País, no me ha sorprendido pues conocía el dato por un curso de sicología que realicé hace un par de semanas.

Esto puede ser debido a motivos históricos, ya que como comenta la noticia a medida que las mujeres vayan acciendo a la gerencia de empresas puede ir aumentando el fraude fiscal.

Hay otros factores más ambientales y/o biológicos: “las niñas tienden hacia objetivos relacionales y afectivos que indican que su conducta social va a estar dirigida a mantener sus relaciones y no ponerlas en peligro. Los niños son más activos físicamente, algo más agresivos y con peores habilidades sociales”

Si bien es cierto que los comportamientos pueden ser distintos y que los varones tengan una mayor tendencia  a la violencia como forma de liberar su frustración y/o miedos, intentando establecer una relación sobre la depresión femenina, he visto que 55% de mujeres sufre depresión frente a un 45% de hombres en España, tampoco hay una diferencia lo suficientemente grande como para explicar que simplemente las mujeres por cultura “tienden más a padecer hacia dentro y los hombres hacia fuera”, lo explicaría parte de esas diferencias.

En cualquier caso, lo realmente extraño de la noticia, son los comentarios marcados por una gran machismo y en determinados puntos feminismo, que muestran que todavía la brecha es grande y la conciliación entre ambos sexos todavía queda lejos.

Como comenta la noticia se trata de todo un enigma.

Las mujeres ganaban un 25% menos antes de crisis que los hombres

Con un titular así, que he podido leer en el mundo, se afirma que las mujeres ganan un 25% menos que los hombres y que los inmigrantes ganan menos que los españoles y trabajadores provenientes del resto de europa, los datos son de 2007.

Lo de los inmigrantes, estadísticamente es “normal”, son personas que en muchos casos desempeñan labores peor remuneradas bien por su formación que puede ser escasa o no está homologada, también por las dificultades de acceso a los puestos de trabajo que puedan llegar a tener por ser de otra raza y/o cultura a nivel de puestos directivos.

Lo de las mujeres es más peliagudo, antes de la crisis un 25% menos y encima sus puestos de trabajo son más precarios. Donde el 20,2% de las mujeres tenían ingresos menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional.

Con estos datos, lo que queda claro es que en temas de igualdad de género y por su puesto en diversidad, para integrar a colectivos inmigrantes queda mucho recorrido.

Consultores de recursos humanos ¿sí o no?

Muy interesante el artículo de Expansion y Empleo, ¿Se fía de su consultor de recursos humanos?, un artículo que lo firma Tamara Vázquez, cuyo blog, recomiendo leer.

Dicho artículo comenta que ahora en época de crisis las empresas se cuestionan el tener todo lo relativo a recursos humanos dentro de la propia empresa. Dentro de la noticia se hace eco de cosas como llamar a los consultores:

Los vampiros modernos, cuyo único objetivo es chupar los beneficios de sus clientes

Esto está extraído de el libro Mercaderes de humo.

Más allá de la opinión de cada cual, si es cierto, como comenta dicho artículo que un consultor es bueno siempre y cuando sea requerido por la empresa, y no al contrario, el consultor diga que le empresa lo necesita, este caso habría que estudiarlo profundamente.

Volviendo al tema principal, si debemos contratar un consultor, (aquí la igualdad de género es complicada si pongo consultora parece que es la empresa) o la empresa de consultoría va a ir en función del grado de conocimiento, los recursos humanos no son una ciencia infusa.

Por ejemplo, leyendo el post de Uxio Malvido, aproximaciones a la multiculturalidad, el autor expresa su opinión sobre la necesidad de unos conocimientos a la hora de aplicar la diversidad en la empresa y que esto cualquiera no puede hacerlo, habla de la perspectiva de consultores que se suben al carro de la diversidad al tratarse de un “tema de moda”.

Lo anterior también es aplicable a los consultores, tienen que tener un grado de conocimientos acertado, por lo que las empresas deben tomar una actitud más proactiva y saber que es lo que necesitan y también poder plantear situaciones concretas para evaluar al consultor y que no venda una presentación en PowerPoint.

Y recordar un máxima toda acción que se lleve a cabo debe ser medida posteriormente, para poder evaluarla y ver en qué se puede mejorar